PC Asesores


Ágora

seagro

Bar Manolo

hotel gm

Grupo Lecru

dibén


Noticias

 volcan mr 7

 

Manuel Ramón Ternero, profesor de Biología y Geología, ha visitado durante veinte días la erupción volcánica de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, que ha causado “consecuencias catastróficas” en la población, pero que “como manifestación natural es irrepetible y recomendable de observar”, expresó este conocido marchenero por su pasión por la naturaleza en el transcurso de su intervención en la tertulia Los Luneros.


 
“He sido profesor de Biología y Geología durante 25 años y he estado explicando a mis alumnos cómo funciona un volcán”, manifestaba Manuel Ramón Ternero, antes de su exposición a los presentes en Casa Manolo.
 
mr volcan
 
mr volcan 8
 
 
El interés personal y científico en ver en la realidad cómo es un volcán le ha animado a desplazarse a la isla canaria: “Las consecuencias terribles del volcán en la población me frenaron de visitar la isla en un primer momento. Pasado el tiempo valoré por un lado las consecuencias catastróficas de la actuación del volcán y por otro, la manifestación natural de este fenómeno, que probablemente no se repita en muchísimo tiempo”, expuso.
 
volcan mr 3
  volcan mr 4
 
La observación directa de la erupción, que sigue activa tras más de cincuenta días en el centro-oeste de la isla palmera, ha dejado sensaciones inolvidables a Manuel Ramón: “Te puedo decir que en mi vida he visto algo tan espectacular como el funcionamiento de un volcán. Lo estuve visitando desde varios sitios: una vez, desde un monte a la misma altura del volcán, a una distancia de dos kilómetros y, durante las dos o tres horas que estuve observándolo, jamás he visto nada como eso, y es posible que me muera sin volver a tener la sensación de vivir esa experiencia”, declaraba aún con la emoción de la cercanía en el tiempo de su viaje.
 
Para que se puedan hacer una idea de las dimensiones, la zona afectada por la erupción representa casi el 10 por ciento de la isla, y la población directamente afectada que ha tenido que abandonar sus casas supera ya los 7.000 habitantes, datos que puso de relieve Manuel Ramón Ternero.
 
“El paisaje de la zona ha cambiado radicalmente y se va a quedar así para muchísimos siglos”, remarcó Manuel Ramón, que en su contacto diario con la gente en bares y tiendas detectó que “todo el mundo está harto del volcán. La emisión de ceniza es permanente y las calles y casas están manchadas de cenizas”.
 
En la localidad del Paso, donde pernoctó el profesor marchenero, “se escucha la erupción continuamente; ese ruido durante cuarenta y cinco días seguidos es algo que afecta psicológicamente”
 
Además, en el plano económico destaca la destrucción de plataneras que ha arrasado, no sólo con la agricultura, sino con negocios relacionados como la construcción y sus derivados: “Un constructor me explicaba que le surgen contratos porque la gente gana dinero con el plátano. Por ejemplo, también, la empleada de una ferretería comentaba que tenía 6.000 personas que iban a comprar cosas para las casas; se han perdido las casas y la gente ha dejado de comprar”.
 
En otro orden de cosas y ante algunas ideas mal relacionadas por parte de la ciudadanía en general, Manuel Ramón Ternero aclaró que “la continua emisión de gases de efecto invernadero ha alterado el clima y estamos provocando un calentamiento global del planeta, pero la actividad geológica de la tierra se debe a la energía geotérmica y la actividad volcánica y el cambio climático son fenómenos ambos naturales, pero completamente diferentes e independientes”.
 
Finalmente, Manuel Ramón Ternero anima a la población a colaborar con las variadas iniciativas de ayuda a nivel nacional para contribuir a la reconstrucción económica de la zona afectada por la erupción volcánica.
 
En el recuerdo del profesor marchenero queda que “contemplar el volcán a poca distancia es  un fenómeno tan impresionante que si alguien tiene oportunidad, que lo vea antes de que se apague, que ojalá lo haga para que no siga ocasionando el problema que ocasiona a la población, pero es una manifestación natural irrepetible y recomendable de observar”.
 
volcan mr 2