Deportes

Las parejas que llegaron a las rondas finales del IX Abierto de Pádel organizado por el Club Martia, brindaron un gran espectáculo de juego vistoso, ofensivo y gran intensidad en las rondas finales del campeonato, que se disputaron en la mañana y mediodía del sábado con victoria final de la pareja sevillana formada por Javi Pérez y Migue Murillo por 6-0, 3-6 y 7-5 sobre Abraham Marchena y Óscar García. Antes habían eliminado en otro vibrante duelo a tres sets al argentino Nico Noschese y a Gonzalo Rubio.



Lo cierto es que el público que de manera valiente y decidida se pasó a presenciar estos partidos, ante el duro frío matinal del sábado, pudo salir muy contento de los encuentros que se produjeron en las pistas del club marchenero, donde se ha evidenciado un salto de calidad del torneo respecto a anteriores ediciones.


El alto ritmo de juego, las alternativas en el marcador y la emoción en todo momento, por lo general con un juego en predisposición de ser netamente ofensivo, como así resultó, generó un pádel de altura en el Club Martia.


Pudimos presenciar antes de la Gran Final, un partido también digno de serlo como el que enfrentó a la pareja Javi Pérez-Migue Murillo con el argentino Nico Noscheze y Óscar García, una joven promesa del pádel nacional procedente de Bormujos que ha destacado a nivel nacional en categorías inferiores.

No obstante, la pareja ganadora Murillo-Pérez cuenta con un destacado palmarés a sus espaldas llegando este año a cuartos de final del Campeonato de Andalucía, primero por equipos de la provincia de Sevilla con el club Red 21, subcampeones de España en tercera categoría con el Club Red 21. Javi Pérez ha sido también campeón de Andalucía con Cristina Gago, campeona del femenino del Club Martia, acabando el año en el puesto 15 del ránkig de padelistas andaluces.


El primer set se lo adjudicó esta pareja por 7-6, y comenzó ganando 2-0 el segundo set, en el que sin embargo la capacidad de reacción fue abrumadora por parte de Javi y Migue Murillo, con secuencias de puntos largos a velocidad vertiginosa que hicieron disfrutar al respetable, por parte de ambas parejas.


El tercer set fue más igualado hasta que una rotura de servicio en los juegos finales por parte de la pareja Pérez-Murillo decantó este igualadísimo choque de su lado, y superando por lo tanto una situación de partido complicada que se les presentó.


Se vio en este duelo un sensacional juego de red, de tiralíneas con golpes muy verticales, buenos movimientos y coberturas del uno al otro y remates y smashes sensacionales, destacando también la potencia en el golpeo de casi todos los jugadores, unida a la tremenda calidad de todos ellos.


El resultado hizo que la pareja vencedora llegara a la final a pesar del cansancio de un día que había comenzado con los cuartos de final, pues con la moral por las nubes y desplegando lo mejor de sí.


De hecho, en el primer set endosaron el denominado ‘rosco’ a sus contrincantes Abraham Marchena y Óscar García, de Utrera y Sevilla respectivamente, a los que superaron en todo momento en este inicio de encuentro.


El exceso de relajación lo pagó caro la pareja Migue Murillo-Javi Pérez. No sólo por perder el segundo set por 6-3, si no por no acabar de encontrarse a gusto en el tercero, donde la pareja rival de los campeones se llegó a colocar con 5-3 a su favor.


Ahí salió a relucir la calidad de Murillo y Pérez, que volvieron en el momento más complicado y con una concentración propia de Rafa Nadal a superar esta adversidad en un momento en el que la pareja rival estaba materialmente crecida y psicológicamente muy venida arriba.

 


Mientras tanto, Javi Pérez y Migue Murillo, desplegaron un juego sensacional en los últimos compases del partido no pensando en otra cosa que no fuera el punto a punto, y con la búsqueda de algunos huecos imposibles y con la característica visión de juego que les caracteriza, remontaron el partido poco a poco hasta ganarlo 7-5, incluidos golpes magistrales como dejadas y golpes a media pista más propios del tenis, de ahí la enorme clase de estos auténticos campeones, que lo fueron por ser grandes en su juego y por su garra para superar las rachas de los rivales, que en el caso de los de la final acabaron algo cansados y agazapados atrás después de plantar cara con mucha dignidad.

Los campeones recogieron los trofeos de mano de la mesa presidencial del Club Martia y ganan este distintivo, 400 euros y noche de hotel, por 300 euros de los subcampeones, después de un almuerzo ofrecido a los participantes y aficionados en el salón del Club.


Entregaron los trofeos en las distintas categorías el presidente Justo Puerto, acompañados por miembros de la Junta Directiva como el responsable de Deportes Juan “Tani”, Juan Carlos Dorado, Ignacio Oropesa, Agustín Coronado, Ramón Ponce, entre otros.


En la categoría masculina ganaron la segunda división José Antonio Luna y Francisco Prats, de Marchena, mientras que fueron segundos Boba y Lorente de Osuna y en la Tercera categoría fueron ganadores Fernando Leonés y Marcos Montero, mientras que fueron segundos Eusebio y Manuel Cortés, a los que recogió el premio su cuñado Leonardo Perea.


En categoría femenina, además de las hermanas Gago que obtuvieron el título y las correspondientes subcampeonas, que no pudieron asistir a la entrega de trofeos, se les otorgó el premio a la mejor pareja del Club Martia en categoría femenina a María José Mayorga y Marta Guerrero, recibiéndolo en categoría masculina Juan Carlos Dorado y Pepe Carmona. En segunda categoría femenina, fueron vencedoras Chari Morán y Manoli Guijarro y subcampeonas Manoli Torrejón y Encarni Hidalgo.

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2